Cachoeira de Santa Barbara

Desde que la escuche nombrar, siempre quise conocer la Cachoeira Santa Barbara.

Este es uno de esos típicos lugares que uno escucha hablar muchísimo que las personas elogian y ve cientos de fotos del lugar, que al final hace tener miedo de conocerla y decepcionarse, ya que las expectativas son muy grandes. Adelantándome a la conclusión de este post, debo decir que este lugar, no sólo cumple, sino que supera cualquier expectativa que se tenga, y que cada palabra o foto, es ínfima al lado de la realidad de estar en ese lugar.

Datos rápidos de Santa Barbara

Ubicación: Cavalcante – GO (320 km de Brasilia).

Horario: de 8 a 17 horas (con capacidad limitada por lo cual es bueno ir bien temprano y evitar los dias mas concurridos)

Distancia recorrida a pé: 2 km dia y vuelta. Obligatoria la contratación de guía.

Dificultad: fácil. Con pocas subidas, la mayoría del terreno es plano, abierto, con poca sombra, por lo cual puede cansar el exceso de calor.

Llevar: agua (hidratarse muy bien), sombrero, frutas, protector solar y zapatillas bien comodas.

Click aqui para ver los mejores hoteles de Brasilia

El camino para llegar

Salimos de Alto Paraíso de Goiás bien temprano rumbo a la ciudad de Cavalcante a unos 80 km.

Para preservar la cascada, cada día hay un cupo diário limitado de personas, por lo que hay que ir bien temprano para poder visitarla. Lo ideal es ir durante la semana, evitando fines de semana, feriados y períodos de vacaciones escolares.

La cascada es propiedad de la comunidad Kalunga: una comunidad indígena de la región, que se encarga de mantener este lugar en perfectas condiciones. Para llegar a ella, se debe pagar una tasa de preservación y visitación de R$20 por persona, además existe la obligación de ir con un guía de la comunidad, que nos cobró R$120 por día, por grupo, hasta 8 personas.

Contratamos una guía en Cavalcante y salimos rumbo a la cascada, son 27 km de ruta de tierra, en buen estado en general. Al llegar al estacionamiento se debe realizar una trilha de 1,5 km, muy sencilla, casi sin obstáculos. Primero atravesamos por la cascada Santa Bárbarinha, hermana menor, ya con un color increíble, continuamos viaje y a unos pocos metros llegamos a la reina de la Chapada Dos Veadeiros: la Cachoeira Santa Barbara.

Vista de la Cachoeira Santa Barbara en Cavalcante, Chapada dos Veadeiros.

Impresiones de la Cachoeira de Santa Barbara

Intentar describir a Santa Barbara sin quedarse corto es casi imposible. Primero, su característica principal, el color de su agua en el pozo que forma su caída: un celeste – turquesa, que ni las mejores playas de mar consiguen lograr, producto del suelo de arena de piedra caliza. Luego su transparência, absoluta, con posibilidad de ver el fondo en cualquier momento, todo el tiempo. Después su caída de agua, casi perfecta, cayendo como si fuese una jarra llenando una copa, con una uniformidad increíble. La temperatura del agua perfecta (de fría a templada, ideal para los días de calor seco de la Chapada) que, sumado a lo anterior haga que en ningún momento salga del agua hasta obligatoriamente tener que irme.

Pero ademas de todo esto cuando uno sale de la perplejidad que causa el impacto visual al ver a Santa Barbara, uno comienza a ver los alrededores, los “adornos” del lugar. Enmarcada en un pequeño cañón, con una vegetación que le envuelve, el sonido de los pájaros de fondo, peces nadando a nuestro alrededor, bancos de arena que permite a cualquiera ingresar en ella, el sol filtrándose entre las hojas de los árboles y reflejándose en ese increíble espejo de agua.

Es tan perfecta que parece mentira, parece artificial. Pero ni el mejor ingeniero hubiera podido construirla así. Ni el más talentoso pintor, hubiera creado un cuadro similar. Y ni les cuento lo que es estar abajo de ella, es una delicia que ni el mejor plato servido logra alcanzar. Es un masaje al alma y al cuerpo, que ni los mejores spa logran reproducir. Uno sale de ese lugar renovado, con una felicidad única, por haber logrado conocerla, sabiendo que difícilmente, volvamos a sentir lo que sentimos al conocerla.

Santa Bárbara, sin dudas, es el lugar más perfecto que ya vi en toda mi vida.

El dia no acaba hasta que termina

Pero el día no terminaría ahí, aún tendríamos más lugares para visitar. Vamos, junto con la guía, rumbo a la Cachoeira da Capivara. Sinceramente después de lo que habíamos visto, no esperaba nada de ella, sin embargo nos sorprendió. Cayendo ente rocas y vegetación, con múltiples ramificaciones que acababan en un pozo de agua verde esmeralda.

El verde es el predominante de toda la escena, el pozo verde, los árboles verdes, las hojas verdes, todo en perfecta armonía. Un sentimiento de paz me inunda, no hacía falta hacer nada, solo acostarse en una roca y disfrutar viendo.

Click aqui para ver los mejores hoteles de Alto Paraíso de Goiás.

El final de un día inolvidable

Fuimos a almorzar (cómo todos los días de la chapada bien tarde) a un restaurante de la comunidad Kolunga, por R$30 comida libre, casera, y deliciosa.

Estábamos en ese punto que es temprano para volver y tarde para hacer algo, pero igual nos arriesgamos, salimos de ahí, dejamos a la guía en Cavalcante y fuimos en búsqueda de la Cachoeira del Poço Encantado, llegamos a un restaurante desde donde se ve la cascada y decidimos no bajar a ella, ya que desde encima no sólo se la veía, sino que contemplabamos un atardecer espectacular tomando una cerveza bien fría. Descansando al ver ese sol bajando en la cascada, con la satisfacción de haber vivido un día increíble y haber conocido EL LUGAR MÁS PERFECTO DE TODOS.

Foto de la Cachoeira do Poço Encantado, en Chapada dos Veadeiros

Como llegar al Rock in Rio

La prefeitura de Rio de Janeiro acabou de anunciar el servicio de operación especial para el Mega evento de la ciudad. Por...
Bicicleta itau en el Museo del Mañana

Bicicleta Itau